sábado, 12 de febrero de 2011

El 53 a primera, por favor. Nacional Nocturna, sí


- Che, te avisaron que se murió el Pelado ¿no?
- ¿Qué!!!? ¿Cuál pelado boludo?
- ¿Qué Pelado va a ser?: ¡Mariano pelotudo! ¿No sabías que se mató?
- ¿Cómo que se mató? ¿Me estás cargando pelotudo? ¡No sé nada de nada!
- ¡Se mató en un accidente infeliz! ¿Cómo que no sabés? ¿Nadie te comentó?
- ¡Qué se yo boludo! Estuve con todos los quilombos del viaje. Llegué hace dos días ¿Como querés que sepa?
- ¿Pero ... nadie te avisó?
- No boludo, nadie... ¿Cómo que se murió el Pelado? ¿Qué pasó?
- Se hizo mierda con el auto.
- ¿?

- Te resumo. El Pelado tenía que trabajar el sábado a la tarde. Lo hacía para ganarse unos mangos extras. Andaba medio seco, como siempre.
- ¿?
- De paso, ¿Sabés cuánto era el extra?: Cincuenta y tres pesos.
- Me estás jodiendo.
- No boludo no... me lo contaron sus compañeros de trabajo. Por trabajar el sábado le pagaban cincuenta y tres mangos extras y ...
- Contame qué le pasó pelotudo!
- Está bien. La cuestión es que el sábado hubo un sol radiante de puta madre. Entonces la mujer del Pelado le propuso irse a la casa de Matilde en Funes para aprovechar el sol y la pileta y comer un asado a la noche cuando el Pelado volviera del laburo. ¿Me seguís?
-¡Sí!
- Parece que al Pelado no le gustó que la mujer viajara en bondi hasta lo de Matilde en pleno mediodía.
- ¿Y?
- Por el calor ¿viste? Además ese bondi de mierda del Monticas tarda como una hora en llegar a Funes y encima te deja en la ruta. La pobre Laurita iba a tener que caminar las cinco cuadras desde la ruta hasta la casa de Matilde a pleno sol ... ¿entendés boludo?
- Sí, entiendo... Pero ¿qué pasó?
- Ahí está el huevo. El Pelado quiso llevarla en el auto. Pero estaba con el tiempo justo. Para ahorrar minutos fue por la ruta y, antes de llegar a la salida donde vive Matilde, agarró por un camino más corto pero lleno de ripio y piedras.
- Si, ya sé. El caminito de la parada 16. Es una cagada de pozos y piedras.
- Bueno... agarró por ahí, llegó a lo de Matilde, dejó a su mujer y salió a los pedos para el laburo.
- ¿?
- Para volver, en vez de agarrar la misma ruta encaró para la autopista nueva. Para venir más rápido, supongo. Pero parece que en el ripio de ese caminito de mierda que agarró alguna goma se le pinchó. Suponemos. Qué se yo. Parece que cuando entró a la autopista ya se le venía desinflando.
- ¡!
- ¿Viste que cuando bajás a la autopista a la altura del Kentucky hay como una curvita hacia la derecha?
- Yendo p'a Rosario?
- Si
- Sí, un curvita conchuda que te engaña de noche con las luces de los que vienen de frente.
- Bueno, se ve que el Pelado entró ahí con la goma ya desinflada. Lo debe haber pisado a fondo y tomó la curva como a 140.
- ¿?
- La goma se partió, el 207 se le cruzó y salió dando vueltas. Dio como diez vueltas sobre el pasto del lado de adentro de la autopista y ...
- ¿Y?
- ...y se terminó cruzando al otro carril...
- Naa
- ... de frente venía un Scania cargado con fierros. Lo agarró en el techo. Un desastre.
- Mentira boludo.
- Un desastre.
- ¿Y la mujer? ¿Y los chicos?
- Un desastre.
- ...
- ...
- ¿Cuándo fue?
- ¡El sábado pelotudo! ¿No te dije que iba a trabajar el sábado por cincuenta y tres mangos?
- ¡Qué desastre! ¡Cincuenta y tres mangos...! Boludo. ¡Esta picada nos va a costar más de setenta!
- Nunca tuvo suerte el Pelado para esas cosas. Un desastre... tardaron cuatro horas en sacarlo del auto.
- ¡Pará! ¡No puedo comer más boludo...! cincuenta y tres mangos... dejame de joder...

5 comentarios:

choripanboy dijo...

Pobre dolape,es así,cuando nos cruzamos al otro carril del destino...

La Dueña dijo...

Excelente narración, te felicito.

PD: es tuya verdad? sino quedo como una boluda total!

manhattan transfer dijo...

Dueña: No quedás como una Boluda Total. La escribí yo pero tomando hechos reales, concretos y recientes. No doy más datos por respeto a intimidades. Más que una narración te diría que es una crónica. Casi una "noticia".
Feliz Febrero. Llueve en Rosario, no sé en Santiago.

Mx dijo...

Qué bajón la concha de la lora!

Emy Barraca dijo...

Interesante escrito.
Saludos