martes, 15 de abril de 2008

Aterido en Chañar Ladeado

Cada vez que llega esta época del año (los primeros días fríos) aparecen en los medios (TV, diarios, blogs, etc.) los típicos comentarios obvios y pelotudos plagados de lugares comunes como, por ejemplo: "La sensación térmica es de tres grados bajo cero y en algunas escuelas porteñas no hay estufas".
La reputísima madre que los parió a todos. ¿No reflexionan ni tres segundos antes de decir boludeces?
Primero: ¿Por qué tienen importancia las escuelas porteñas? ¿No les importa que en San Juan o en Entre Ríos los pibes también tengan frío?
Segundo: Hace frío pero no tanto como para hacer una nota de treinta minutos sobre el tema. Esos pelotudos cronistas que titulan tan dramáticamente esas notas parecen no recordar que hace sólo treinta años no había estufas en ninguna escuela. Más aún, en muchas casas de familia tampoco había estufas. ¿Son nabos o no recuerdan cuando formábamos fila para izar la bandera sobre la escarcha y con pantalón corto? Cuando cursé la primaria (1961-1967) me recagué de frío todas las mañanas de invierno cada vez que entré a la escuela pero no lo viví como una injusticia divina. Hacía frío, nada más. Jugábamos a la pelota en el patio de tierra de la escuela y nadie se moría. Jugábamos con esas pelotas de goma marroncitas con rayas bordó que, cuando te pegaban en la cara, te dejaban colorado hasta el orto por dos días.
Había pibes que venían desde el campo a la escuela pedaleando en bicicleta o en sulky (sí, en sulky pedazo de conchudos... una especie de carro tipo Ben-Hur pero tirado por un solo caballo). Y no pasaba nada. No había dramas, no había gente suicidándose porque hacía frío, no había gas directamente. No existían las redes de gas natural y las garrafas eran un lujo asiático. Y nadie se moría por eso.
No quiero decir que todo deba volver a ser como en las épocas de las cavernas. No. Pero paren un poco con las boludeces super infladas. Quejarse porque en las escuelas no hay gas ante el primer amague de frío equivale a quejarse porque no hay wi fi gratis en la periferia de Chañar Ladeado.
Déjense de romper las pelotas manga de putos. Quéjense por algo que valga la pena perderse pero no por un frío choto que apenas amaga. La humanidad vivió millones de años cagándose de frío. Las estufas a gas se difundieron masivamente hace menos de treinta años y estos pajeros vaticinan el fin del mundo porque hay poco gas o porque en una escuela a tres cuadras de Acoyte y Rivadavia una estufa no anda. ¿Por qué no se hacen culear a máquina? ¡Hagan algo que sientan que valga la pena me cago en Satanás y la reputa conchuda madre que los parió! Son frívolos hasta para quejarse.
Me calenté. Y eso que hace frío. ¿Me estaré poniendo choto?¿Me hará falta una inyección de hormonas?
Váyanse a la mierda ¿quieren?

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimadp Manhattan: me siento 100 % identificado con su post. Cuando iba al colegio entraba a las 8 de la mañana e iba de pantalón corto con sensaciones térmicas de 3 o 4 grados. Las rodillas me quedaban anestesiadas de frío.Eso creo q no afectó mi salud ni mi autoestima...creo...

Claude dijo...

Incluso vi una nota que decía que por culpa de que los colectivos no cumplían el recorrido a horario, los chicos llegaban siempre tarde a la escuela y perdían horas de clase. Me pregunté: Si el colectivo pasa tarde, ¿por qué no toman el colectivo anterior? En mi escuela también hacía frío: no había ni calefacción y a veces ni vidrios en las ventanas. Una vez se cayó un aparato de luz del techo y noqueó a una chica: era la traga del curso y salió abanderada a pesar del ataque que le propinó el cielo raso.

La Dueña dijo...

MANHATANNNN, POR DIOS!!! parece que leyo mi menta cada vez que escucho a las viejas conchudas de Buenos Aires (perdón por las otra viejas) quejándose por la radio por el frío y los chicos que estudian con guantes!! Vayansé a cagar!! yo tampoco tuve calefacción central en mi escuela y eso que tuve la suerte de ir a colegio privado (bah! eso de suerte está por ahí no más)
Te cuento, en Santiago del Estero siempre hubo y hará calor en verano, vos te crees que teniamos ventiladores? NOOOOOOOOO
Recien empezaron ponerlos justo cuando yo terminaba la escuela.
Ahora bien, yo me pregunto, todos lo que se quejan, tienen calefacción central en su casa???

Dejense de romper las pelotas y estudien!!! que por eso estamos como estamos!! mangas de pendejos atorrantes!!

Anónimo dijo...

holaaa!! me ha encantado y gustado mucho tu blog!! feliciades, tienes muy buenas entradas, y creo que es muy interesante leerte! quisiera intercambiar enlaces con tu blog, los mios son Bailando por un sueño bailandoya y primicias de la farandula - soloprimicias espero que me aceptes en tu blogroll! exitos un saludo!!!